“La Guerre du Chocolat”: Claude Lèvêque

“La Guerre du Chocolat”: Claude Lèvêque

La Guerre du Chocolat - Claude Lévêque.

Del 9 de febrero hasta 5 de mayo 2007
Kültur Büro Barcelona presenta La Guerre du Chocolat, una nueva instalación de Claude Lévêque.

Claude Lévêque cuestiona en este lugar de condensación de obligaciones y oposiciones la celebración de los objetos y acontecimientos, la puesta en escena de aquello impalpable (nada es exuberante en medio de esta espectacularidad) la autobiografía y la perennidad del recuerdo. El artista despierta en nosotros las reacciones primarias y la repulsión de rendir homenaje a aquellos que ya no están y a las noches en que  “cantaremos a la memoria de las pasiones hoy ya desaparecidas.”

Timothée Chaillou 2006

Sobre el artista y la muestra
Claude Lévêque, nacido en Nevers en 1953, es uno de los artistas franceses más reconocidos de su generación. Empezó a trabajar en los años 80 inspirado por el espíritu del punk y la cultura de la nueva ola. Privilegia el uso de la luz y el sonido para crear atmósferas más que objetos. El artista está especialmente interesado en los espacios en los que se escenifican estas atmósferas. Le gusta invertir en lugares con arquitecturas particulares, como viejos edificios industriales y lugares cuya atmósfera evoca el abandono. Claude Lévêque se centra en “los aspectos relacionales y las vibraciones de un lugar”. La imaginación del artista construye, a partir de las particularidades del lugar, un escenario que se traducirá en luz, sonido y objetos simples, las materias primas de su trabajo.

Para La Guerre du Chocolat, Claude Lévêque utiliza una luz ambiental azul oscura que es absorbida por las paredes y el techo de la habitación pintados de negro. Dos viejos carros de madera y una desproporcionada barrera formada por afilados postes eléctricos, cuyas puntas rozan el techo, están dispuestos en el espacio. Los polos están conectados entre sí por cables en los que flotan finas bombillas blancas, pero falta el alegre acontecimiento que podría convertir los cables en guirnaldas. Las luces blancas aquí no evocan la idea de una reunión o una fiesta, como sería el caso de las luces de Navidad o las de un baile popular, sino que sugieren un rastro de vida aislada en una noche lejana.

Los postes de madera y los carros están cubiertos de chocolate derretido. Los elementos paradójicos de la instalación, las luces y el chocolate por un lado, y la oscuridad y la madera vieja por el otro, causan una confusión significativa. La sensibilidad primitiva del “visitante” de esta noche o del “espectador” de esta puesta en escena es su única arma aquí.

Curadores
Lucie Champagnac
Sigismond de Vajay

Texto
Timothée Chaillou

Coordinación General y Prensa
Carolina Olivares

Webmaster
Angeles Moreno

Diseño grafico
Iván Hernández

Equipo de montaje
Szabolcs Antal
Norberto Izso
Szabolcs Sági
David Katz
Bart Lizarraga
Cecilia Martínez
Roberto Martínez

Agradecimientos Especiales
Ariadna Mas
Alex Filella
Joan Prosper de Finca las Vilas.
Consulado Francés en Barcelona
Manuel Cirauqui
Ortrun Trog
Arantxa Martínez
Estrella Damm
Barcelona Reikavic
Consulado Suizo

Patrocinadores y Colaboradores
Institut Francés de Cultura
Illy
BHotel